Polisario: cómo Emmanuel Macron puso fuera de si a los generales argelinos

El jefe del Polisario multiplica los llamamientos y las declaraciones en un intento de hacer olvidar el desaire infligido por el presidente francés Emmanuel Macron, que de corta visita en Argel la semana pasada, dijo en respuesta a la pregunta de un diario argelino que el asunto del Sahara exigia un “diálogo entre Argelia y Marruecos”. Incándo el clavo, el presidente francés continuó: “Juntos, con el apoyo de la comunidad internacional, sus dos países deben trabajar para resolver esta crisis”.
De hecho, lejos de haber hecho una omisión, Emmanuel Macron ignoró deliberadamente al Polisario.
En vista del papel de Francia como una potencia colonial en el Magreb, que trazó las fronteras de los estados de la región a la regla, el presidente francés sabe exactamente de lo que está hablando.
Y cuando ignora el Polisario, significa que quiere decir que el frente separatista no existe por sí mismo, y que es solo un instrumento en manos de los dirigentes argelinos para servir a la agenda hegemónica argelina en toda la región.
Una posición que es consistente con la de la comunidad internacional y la ONU, que no se ha dignado en reconocer a la llamada república saharaui autoproclamada por el Polisario y Argelia.
Una fuente bien informada en Tinduf, el cuartel general del Frente Polisario en Argelia, indica que Brahim Ghali ha sido empujado por los generales argelinos para montar sobre la primera línea después de la salida mediática y sin pelos en la lengua de Macron.
El objetivo es obviamente mostrar la ira del frente separatista, pero también de los altos mandos argelinos, contra el jefe de estado francés que ha zarandeado los usos diplomáticos y difundido la realidad tal como es.

Sé el primero en comentar en "Polisario: cómo Emmanuel Macron puso fuera de si a los generales argelinos"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*