Sahara – ONU: Por qué el jefe del Polisario no irá Berlín

Horst Koehler intervendrá para que el jefe del Polisario disponga de un salvoconducto para ir a Berlín sin ser detenido en Europa por la justicia española que lo reclama por graves delitos de tortura y desapariciones forzadas?
El ex presidente alemán, que se convirtió en el mediador de la ONU para el asunto del Sahara, se está preparando para iniciar conversaciones en Berlín a finales de enero. Contactos a los que se han invitado por separado a Marruecos, Argelia, El Polisario y Mauritania. Pero el posible viaje a la capital alemana de Brahim Ghali es problemático.
Y por una buena razón, el jefe del frente separatista es perseguido por el más alto tribunal penal español, la audiencia Nacional Española, por cargos muy graves. Desde 2008, ha sido procesado en España por torturas, desapariciones forzadas y graves violaciones de los derechos humanos en los campamentos saharauis de Tinduf (Argelia).
Si el Polisario se alegra ante la perspectiva de una reanudación de las negociaciones sobre el conflicto del Sahara Occidental bajo la dirección de Horst Köhler, el movimiento separatista apoyado por Argelia considera, sin embargo, con la mayor circunspección el viaje de Brahim Ghali En Europa. El jefe del Polisario, que está bajo enjuiciamiento de la justicia española, no ha estado en suelo europeo desde 2008.
Hasta la fecha, las víctimas saharauis que milagrosamente escaparon de la muerte en los campamentos de Tinduf, presentan demandas contra Brahim Ghali, cuando era representante del Polisario en Madrid. El juez español Pablo Ruz escucha a las víctimas y decide, en base a la opinión de los médicos que confirmaron las huellas del abuso, escuchar a Brahim Ghali. Las acusaciones en su contra se remontan a cuando era un influyente jefe del frente en Tinduf, entre 1976 y 1989.
Convocado por la justicia española, Brahim Ghali no apareció ante la audiencia Nacional española, que, bajo la ley de la jurisdicción universal, está en condiciones de juzgar los crímenes cometidos, incluso fuera de España. Finalmente, después de una verdadera operación de exfiltración, Brahim Ghali aterrizó en Argel, donde ocupó, desde el mismo año de 2008, el cargo de embajador en Argelia. Un puesto que mantendrá hasta que es llevado por los generales argelinos para dirigir el Polisario después de la muerte de Mohammed Abdelaziz, en 2016.
La pregunta que ahora enfrenta el mediador Horst Köhler es cómo hacer entrar a Brahim Ghali en suelo europeo, mientras que el segundo pide garantías para no ser detenido en el primer puesto fronterizo europeo.

Sé el primero en comentar en "Sahara – ONU: Por qué el jefe del Polisario no irá Berlín"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*