Cronica de una guerrilla a las puertas del desierto.

Despues de la marcha verde, Marruecos instala rapidamente su administracion en el Sahara, y empieza por asegurar las ciudades.Es ahi, cuando el Frente Polisario, enardecido por cerca de 3.000 hombres sacados del ejercito Español y, por la puesta en escena de su declaracion de independencia, empieza a poner en marcha una técnica de guerrilla tipica del desierto, con incursiones ràpidas sobre vehiculos blindados ligeros.
Marruecos, cuyo ejercito no esta acostumbrado a evolucionar en estas condiciones, conoce toda panoplia de dificultades a las cuales se enfrentan los ejercitos regulares, y se vé obligado a reconsiderar el conjunto dede su estrategia de contra-ofensiva. El Frente Polisario, fiél a su doctrina de guerrilla Guevarista, no hace cuarteles, y los Saharauis raptados son sistemàticamente ejecutados.
Procediendo a redadas rapidas, el Frente Polisario intenta cortar el ejercito Marroqui de sus puntos de suministro. Es en ese preciso momento, que las divergencias entre El Ouali Mustafa Sayed y, los consejeros de Kasdi Merbah, empiezan a hacerse sentir. En efecto, El Ouali empieza fatigarse de deber rendir cuentas a los dirigente de la seguridad Argelina, y comienza a llevarse mal con los consejeros militares Cubanos quiénes le piden de llevar sus tropas a Mauritania aun a perder màs hombres.
La romantica idea que El Ouali se hacia de la revolucion y, del comunismo empieza a marchitarse, y comprende que se ha visto envuelto en un infernal engranaje, de donde le resultara dificil salir, preocupado por la vida de sus compañeros de armas, El Ouali se encuentra de màs en màs confundido y alterna momentos de euforia y de depresion. A uno de los consejeros de Merbah, le revela un dia que, Tinduf forma parte del perimetro del estado Saharaui que piensa crear.
Esta revelacion firma su sentencia de muerte, y es imediatamente transmitida a Argel. Dias màs tarde, un Tupolev Tu-154 de ultima generacion aterriza en Argel, de noche.
Para recibirlo, ni fanfarradas, ni trompetas. el unico pasajero de ese avion de linea es nada màs, y nada menos que Yuri Andropov, llegado a Argel para hacer el punto sobre la situacion en el Sahara, antes de volar hacia Chipre.
Mohamed Abdelaziz en substancia, Andropov aconseja a Merbah de organizar la liquidacion de El Ouali, que decididamente, empieza a ser molesto. Le pide entonces al Argelino que seria susceptible de su sucesion. Merbah que se esperaba a esta cuestion, tenia ya en mente a un Saharaui natural de Marrakech, Mohamed El Khalili, que se hace llamar Mohamed Abdelaziz. Segun los Argelinos, Abdelaziz dispone de todos los elementos para hacer un futuro lideer revolucionario “correcto”. Se entiende bien con los dirigentes de la seguridad militar, y parece particularmente atento a raiz de las interminables sesiones de endoctrinamiento de los consejeros militares Cubanos.
El Ouali, finalmente, decide de acatar a las exigencias de los consejeros de la seguridad militar Argelina, y planifica en retaguardia un ataque sobre Nuakchott. Morira en circunstancias no elucidadas el 9 de junio de 1.976 en el curso de ese mismo ataque. Par no mostrar la premeditacion, Andropov aconseja a Merbah de nombrar un dirigente temporal en la persona de Mahfud Ali Beiba. Este ultimo ocupara la jefatura del Frente durante un mes, antes de que Mohamed Abdelaziz tome la jefatura hasta hoy en dia.
Teniente Coronel Ghujdami durante esa época, los tacticistas Marroquies, que habian observado con atencion las técnicas utilizadas por el Frente Polisario, invitan al Grupo permanente de evaluacion de situaciones Frances, para asistirlos en la elaboracion de una nueva tàctica en la guerra del desierto.
Hombres excepcionales iran a emerger en el seno del ejercito Marroqui, jefes de guerra para quién la defensa de la patria corre por sus venas. Uno de entre ellos, Mohamed Ghujdami, que conocera incluso una consagracion internacional, gracias al màs audacioso ataque de la historia militar, donde una gran derrota sera administrada al Frente Polisario en Bir-Anzaran. Dos grandes pàginas le seran consagradas en la revista “Paris Match” del 21 de setiembre de 1.979.

Sé el primero en comentar en "Cronica de una guerrilla a las puertas del desierto."

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*