El Frente Polisario: los trasfondos de la carta al rey Abdullah

La decisión de enviar una carta de súplica al rey Abdullah de Arabia Saudita fue desgarrada del dolor por el jefe del Frente Polisario en contra de sus opositores dentro del movimiento separatista, según fuentes bien informadas en Tinduf. Ante las profundas divisiones dentro de la dirección del Polisario, que se agravaron con la decisión de Marruecos de retirar la confianza al mediador Christopher Ross, Mohamed Abdelaziz, ha luchado tenazmente para enviar la súplica al soberano saudí. El jefe del Polisario defendió su posición en contra de la oposición de otros miembros del movimiento, con el apoyo de influyentes màndos del DRS. Algunos líderes del temible servicio de información militar argelino, que tienen la sartén por el mango en los campamentos saharauis de Tinduf, se habían opuesto a tal medida, dijeron las fuentes.

Estos últimos temían que la carta de súplica traicionara el estado de pánico en el que se encontraba el Frente Polisario. El tono suplicante adoptado por el jefe del Polisario revelaba  efectivamente una verdadera preocupación del movimiento independentista apoyado por Argelia. En su carta al soberano saudí, Mohamed Abdelaziz, escribió: “Me dirijo a Vuestra Majestad para que pida a su Majestad el Rey Mohamed VI de poner fin al conflicto”. La aprehensión se ha hecho evidente en las filas del Polisario desde que Marruecos retiró su confianza en Christopher Ross, que Rabat acusa de parcialidad. Los dirigentes del Polisario estàn de hecho cada vez más divididos sobre qué hacer. Sobre todo que una parte de la dirección del Polisario era opuesta a la actitud de bloqueo sistemático adoptada por los negociadores bajo la impulsion de Argel. Ahora temen más que nunca que la decisión de Marruecos precipite el conflicto del Sáhara Occidental en un entorpecimiento sostenible, después de haber sido reanimado en 2007 por la propuesta de autonomía.

 

Be the first to comment on "El Frente Polisario: los trasfondos de la carta al rey Abdullah"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*