El polisario encaja un revés en España

Los tiempos son decididamente difíciles para el Polisario en España, donde el partido de extrema izquierda Podemos no ha podido organizar una reunión en el Congreso de los Diputados en favor del frente separatista, que también cristaliza la repulsión de prácticamente el resto del campo político español.
Es el gobierno liderado por el socialista Pedro Sánchez el que prohibió la reunión en el Congreso de los Diputados en apoyo del frente político apoyado por Argelia, y para el cual Podemos se había invertido cuerpo y alma, pero fue en vano. Las otras formaciones políticas se han opuesto con un rechazo categórico.
Pero antes de la cancelación de la reunión por parte del gobierno, el Partido Socialista en el poder se encargó de pedir un informe a la Comisión de Asuntos Exteriores. El informe, apoyado por el Partido Popular (PP-oposición) y Ciudadanos (centro-derecha), destacó las posibles consecuencias de la iniciativa de Podemos en la política exterior española, específicamente con Marruecos.
La fuerte reacción del gobierno socialista de Pedro Sánchez es consistente con su posición a favor de una solución política realista al conflicto regional sobre el Sahara bajo los auspicios de las Naciones Unidas.
Su ministro de asuntos exteriores, Josep Borrell, también reaccionó rápidamente ante la reciente iniciativa del rey Mohammed VI hacia Argelia para establecer un mecanismo político conjunto de diálogo para superar sus diferencias, calificando la propuesta como “una gran noticia”.
El mismo Borrell también defendió la renovación del acuerdo agrícola entre Marruecos y la Unión Europea, que fue validado el 12 de noviembre a nivel de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo.

Be the first to comment on "El polisario encaja un revés en España"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*