Polisario : Lo que gana Argelia al nombrar a Taleb Omar en Argel

Al forzar la mano al jefe del Polisario, Brahim Ghali, por nombrar Abdelkader Taleb Omar como embajador en Argel, el régimen argelino ha evitado una confrontación con consecuencias impredecibles entre el primer ministro expulsado ??de la llamada RASD y el actual jefe del frente separatista.
Según fuentes bien informadas en los campamentos de Tinduf, la tensión entre el jefe del Polisario y Taleb Omar estaba en su apogeo y podría degenerar en enfrentamientos entre clanes rivales. Especialmente porque Taleb Omar había logrado tejer una amplia red de seguidores en los últimos 15 años como primer ministro, en la época del fallecido jefe Mohamed Abdelaziz.
Si en Argelia, los generales habían presionado hace unos meses para reemplazar Taleb Omar por Mohamed Akaik, un licenciado de la Academia Militar de Cherchell en Argelia, no esperaban que la animosidad entre Taleb Omar y Brahim Ghali iba a adquirir tales proporciones dentro del Polisario.
Por su parte, a Brahim Ghali no se hecho de rogar para nombrar a Akaik en lugar de Taleb Omar. Enfrentado a un descontento sin precedentes en los campamentos, el jefe del Polisario busca en apretar aún más el cerco sobre los saharauis y de silenciar las voces disidentes que se alzan cada vez más. Y Akaik era el hombre perfecto para el trabajo sucio.
Antes de ser nombrado primer ministro, Akaik fue responsable de la inteligencia del Polisario. Como tal, permaneció muy cerca de los oficiales de inteligencia militar argelinos (ex DRS) que controlan los campamentos de Tinduf.
Y con el nombramiento de Taleb Omar en Argel, los generales argelinos no sólo han rectificado el error inicial, pero han hecha de un tiro dos golpes : Tener al halcón Akaik al mando en los campamentos, y Taleb Omar en Argel, en caso en que Brahim Ghali no haría el juego.

Be the first to comment on "Polisario : Lo que gana Argelia al nombrar a Taleb Omar en Argel"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*