Polisario: las amenazas de la vuelta a las armas podrían tener el efecto inverso

El Polisario ha vuelto a la carga con la amenaza de tomar las armas contra Marruecos en un intento de presionar al Consejo de Seguridad que se prepara para votar sobre una nueva resolución sobre el Sahara, pero esta amenaza dictada obviamente por el poder en Argelia, puede tener el efecto contrario.

Según fuentes bien informadas en los campamentos de Tinduf, el Polisario no tiene apoyo militar o logístico para arriesgarse en provocar al poderoso ejército marroquí. Además, las amenazas hechas por los generales argelinos puedan tener exactamente el efecto contrario, según las mismas fuentes.

Dado que los miembros del Consejo de Seguridad saben muy bien que el movimiento Polisario no tiene existencia propia independientemente de Argelia, lo que arriesga de presentar el poder Argelino como el instigador real del mantenimiento de la tensión en torno al Sahara.

Por otra parte, el apoyo militar y diplomático de Argelia al frente independentista es un secreto a voces que acabar de ser sacadao a la luiz del dia por las revelaciones del ex presidente de la petrolera Sonatrach. Chakib Khalil, el ex jefe de esta verdadera caja negra del poder Argelino, dijo a un canal de televisión como puso fin al pago de aproximadamente 90 millones de $ por año a Mauritania.

Chakib Khalil afirma haber tomado esta decisión desde su designacion por el Presidente Buteflika a la cabeza de Sonatrach en 1999, cuando esta renta habia sido ordenada por Huari Bumedien en los años70. Una práctica comúnmente utilizada por el gobierno argelino en forma de bajo la mesa a los regímenes africanos y otros dignatarios de América Latina que apoyaron el Polisario.

Esto sin contar con las operaciones de lobby permanentes desde los años 70 entre los grupos de interés en Estados Unidos y Europa, especialmente con las organizaciones españolas que son el enlace más eficiente del Polisario en el país ibérico.

Sé el primero en comentar en "Polisario: las amenazas de la vuelta a las armas podrían tener el efecto inverso"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*